ClickCease ...
0
0
Subtotal: 0,00 
No hay productos en el carrito.
Dormir bajo los efectos del calor

Fecha

Dormir en verano es complicado: el calor puede hacer que se interrumpan las fases naturales del sueño. Conciliar o mantener el sueño, cuando los termómetros durante la noche no bajan de los 24 grados, es misión imposible.

Dormir bajo los efectos del calor

La mayoría de la población asegura que en verano ha tenido problemas para dormir. La capacidad para descansar estaría limitada, aunque depende mucho de cómo autorregule cada organismo la temperatura corporal.

El confort térmico, fundamental para dormir bien

Conscientes de que el mantener la temperatura constante para dormir es fundamental, LoMonaco incorpora en sus colchones Natura Hybrid y New Gold una estructura celular abierta que permite que el aire circule continuamente, eliminando humedades y regulando la temperatura naturalmente, o la adaptabilidad del modelo Viscolátex, que utiliza la temperatura corporal para adaptarse, aliviando la presión del peso corporal sobre la superficie del colchón y mejorando la circulación. Además, con lo innovador de sus fundas, la transpiración y ventilación de la cama están solucionadas.

Trucos para dormir bien cuando hace calor

Realmente estar cómodos en lo que a temperatura se refiere significa no pasar ni frío ni calor, por eso, entre nuestras recomendaciones no incluimos el poner el aire acondicionado para dormir; la temperatura ideal del dormitorio debe ser de unos 22º. Además te proponemos medidas adicionales que nos ayuden a conseguir equilibrar la temperatura:

Ducharse antes de dormir: una ducha templada a la hora de ir a la cama ayuda a refrescarse y a mucho más; el agua nos relaja además, ¿hay algo más placentero que meternos en la cama con una intensa sensación de limpieza?

Que corra el aire: tener libertad de movimientos es fundamental para dormir; dormir pegado a alguien cuando hace calor no apetece en . Si buscas tu espacio, los colchones de medidas especiales (king size o queen size) son la solución.

Utilizar ropa de cama y tejidos frescos: las fibras de origen vegetal (lino y algodón) siguen siendo las preferidas para vestir la cama y evitando la acumulación de calor, porque son ligeras, frescas y transpirables.

Y un último consejo, confía tu descanso a expertos que trabajen para procurarte el mejor sueño posible, independientemente de lo que marque tu termómetro.

Más
artículos

Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.