Logo-LoMonaco-Cabecera
25/02/2016

Cómo mantener nuestra espalda más sana

Evite hacer esfuerzos, no haga inclinaciones indebidas (como andar echado hacia delante), no planche con la espalda inclinada, etc.
Cómo mantener nuestra espalda más sana

Cuide su espalda

Adquiera una buena postura lumbar.

A veces incluso un estornudo brusco nos puede provocar un dolor de espalda. Aunque las causas pueden ser múltiples, la mayoría de la gente que se queja de dolor de espalda sufre uno de los siguientes síndromes:

  • Sobrecarga muscular: Se produce cuando los músculos se contraen y relajan muy rápido con los movimientos corporales. Una vez que se relajan, sufren pequeños espasmos que se traducen en forma de dolor. Por tanto, mejora todo nuestro estado en general.
  • Pinzamiento: Es un desplazamiento hacia fuera de la masa gelatinosa central del disco que une las vértebras de la columna. Este dislocamiento oprime los nervios espinales y nos produce dolor.
  • Síndrome de las carillas: Son superficies planas que están en las terminaciones del arco de las vértebras. Si debido a un mal giro o de una flexión incorrecta las carillas se dislocan se produce un fuerte dolor.

Pasar demasiado tiempo frente al ordenador tampoco es bueno para la salud. Si se trabaja más de cuatro horas diarias ante un ordenador será raro que al cabo de algunos años no desarrolle algún tipo de afección en el aparato óseo-muscular.

Sin duda que el mejor remedio es reducir las horas de trabajo frente al ordenador, pero, si no hay otra opción, la mejor solución al alcance es hacer pausas frecuentes y aprender a usar adecuadamente esta herramienta de trabajo.

Recupera el equilibrio tras las tensiones.

La fortaleza o debilidad de éstos se va forjando a lo largo de los años. Por ello mantener unos buenos hábitos alimenticios toda la vida es crucial para que éstos se conserven en perfecto estado. Si hoy llevamos un estilo de vida saludable mañana gozaremos de una buena estructura ósea. Lo mejor para empezar a prevenir esta enfermedad es alcanzar un buen nivel de masa ósea al llegar a la madurez esquelética, que ronda los 30-35 años, ya que a partir de entonces viviremos de las rentas de esta masa ósea acumulada. Una ingesta adecuada de calcio y el ejercicio físico durante la adolescencia y la juventud puede incrementar el pico de masa ósea, lo cual redunda en una reducción de la pérdida de hueso y en un menor riesgo de fractura en años posteriores.

Dolores lumbares

Ejercicio para evitar el dolor de espalda.

El dolor de espalda es, en todo el mundo occidental, uno de los problemas más importantes que afectan a la población en general. Durante muchos años, la espalda está sometida a un estrés que inicialmente puede no traducirse en dolor.

El lumbago es uno de los dolores de espalda que se presenta con más frecuencia debido a las malas posturas del cuerpo y los esfuerzos excesivos. Se localiza en la zona baja de la columna vertebral (a la altura de los riñones) y se puede prevenir o incluso aliviar de manera natural si se tienen en cuenta algunos consejos prácticos. Pero cuando el lumbago se presenta de manera aguda, es necesario realizar una consulta al médico para evitar males mayores.

Para evitar el dolor de espalda es recomendable hacer ejercicio o, en todo caso, mantenerse físicamente activo, evitar el sedentarismo, adoptar una actitud mental valiente ante el dolor y cumplir las normas de higiene postural destinadas a realizar las actividades cotidianas de forma que la espalda soporte la menor carga posible.

¿Padece tensión lumbar?

Yoga para mejorar la salud de tu espalda.

Le propondremos en sucesivos capítulos unos ejercicios fáciles de yoga con los que aprenderá a liberar la espalda de las tensiones que producen las malas posturas.

Siempre es momento para vigilar el buen estado muscular de nuestra espalda, una zona corporal que suele acusar mucho la inactividad o el exceso de horas en posturas poco convenientes. Y ocurre que, a veces, este resurgir que trae consigo el buen tiempo, provoca que todas las molestias ocultas durante el invierno se hagan notar más. Una buena manera de recuperarlas es con la práctica del yoga. Realizar los siguientes ejercicios proporciona descanso y relajación, ayuda a corregir los malos hábitos posturales y a dar más flexibilidad a la espalda. Por tanto, mejora todo nuestro estado en general. En este número comenzamos con:

Abdominales y lumbares fuertes

  • Postura uno: Tumbado boca arriba con los brazos a los lados y las piernas juntas y estiradas, saque el aire y a la vez, lleve las rodillas hacia el pecho, de manera que los talones se dirijan hacia las nalgas.
  • Postura dos: Coja aire y estire las piernas hacia arriba en un ángulo de aproximadamente 60º. La zona lumbar ha de estar siempre pegada al suelo. Repita el ejercicio aproximadamente 10 veces.

LoMonaco espalda sana2

Dolor de espalda en los niños

Las mochilas muy pesadas dañan la espalda

Comenzamos la etapa escolar en la que los pequeños llevarán su material escolar en mochilas muy pesadas. No es de extrañar que el dolor de espalda en los niños aparezca a partir de los 12 años, que en la mayoría de los casos se trata solamente de dolores musculares, es decir la columna vertebral no presenta ningún problema. Factores como los siguientes aumentan claramente el riesgo de que el niño pueda sufrir dolor de espalda:

Falta de ejercicio: Si los músculos no están bien entrenados el dolor de espalda será más frecuente y durará más y si estos son más fuertes serán menos sensibles a una posible sobrecarga. Inadecuada práctica del deporte. Hay entrenamientos deportivos que pueden causar desequilibrios en los músculos que afectan el funcionamiento de la espalda. Algunas enfermedades de la columna como la escoliosis, hiperlordorsis. pueden provocar en el niño dolor de espalda.

Si se trata de un dolor muscular causado por lo visto anteriormente es muy importante que conciencie a su hijo para que siga unos hábitos saludables, pero en cualquier caso debe consultar a su médico para que le haga un diagnóstico del origen del dolor.

Su colchón y su almohada son más importantes de lo que usted piensa para la salud de su espalda.

Los dolores de cabeza, de espalda y tortícolis pueden ser producidos debido a que la tensión en los músculos se agrava con frecuencia por una postura incorrecta durante el sueño, especialmente cuando el colchón fuerza a la espina dorsal a adoptar posiciones antinaturales.

Si el cuello y la espalda no reciben un soporte adecuado, los músculos se estiran mientras descansa, pudiendo ser causa de dolores y rigidez.

Para evitar o disminuir dicho dolor se pueden y deben tomar varias medidas:

  • Posturas: A La hora de dormir, evitaremos hacerlo bocabajo, e intentaremos hacerlo boca arriba, con una almohada bajo los pies para favorecer la circulación, y otra bajo la zona cervical. O de lado, con una almohada bajo la cabeza y otra entre las rodillas, siendo bueno en esta posición ir alternando de lado para que el hombro sobre el que nos apoyamos no sufra en demasía.
  • Movimientos: Para levantarse de la cama, gire para apoyarse en un costado y, ayudándose de los brazos, incorpórese de lado hasta sentarse. Al agacharnos a por algún objeto, independientemente de que sea pesado o liviano, flexionaremos las rodillas en lugar de la espalda, disminuyendo así la tensión muscular que se genera en la zona dorso-lumbar, ayudando a evitar posibles lesiones que suelen producirse en estos casos.
  • Sentarnos: La postura que adoptamos a la hora de sentarnos es también un factor muy importante en cuanto a la generación de dolor lumbar se refiere. Buscaremos así una silla con adecuado apoyo lumbar y dorsal que nos permita descansar la musculatura, la cual está en tensión la mayor parte del día.
  • Horas de sueño: Por último y no menos importante, está el hecho de descansar el tiempo necesario y de manera correcta, lo cual se consigue con un colchón adecuado que nos ayude a descansar y relajar la musculatura paravertebral. Duerma sus horas regularmente. Trate de ir a la cama a la misma hora todas las noches y levantarse a la misma hora cada mañana, incluso los fines de semana.

Hacemos tus sueños realidad. Pruébanos 14 noches en casa y vive el sueño ¿Aún quieres seguir comprando un colchón como hasta ahora?

7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.