¿Qué significan nuestros sueños?

 

Cada noche nos adentramos, involuntariamente, en el territorio de los sueños. Historias que no siempre somos capaces de reconstruir con exactitud y que, sin embargo, reflejan una parte de lo que somos. De lo que pensamos. Y, cómo no, de lo que deseamos. Imágenes que se repiten, personajes que aparecen y desaparecen sin explicación, escenarios que funden lugares reales como sitios en los que jamás hemos estado…

 

Hoy, sigue siendo un tema que intriga a psicólogos y especialistas. ¿Qué significado tienen nuestros sueños? ¿Qué representan los símbolos que se repiten en todos ellos? ¿Se puede establecer una base científica para su análisis? No hay respuestas definitivas. Y es que los sueños son tan difíciles de atrapar e interpretar como las huidizas imágenes que los componen. De todos modos, te invitamos a que nos acompañes en un recorrido por este laberinto en busca de algunas claves para aprender a interpretar tus sueños. ¿Te atreves?

Lo Monaco Soñar (2)

Los sueños según Freud

Sigmund Freud es, sin duda, uno de los pensadores y científicos que más influyeron en la cultura del siglo XX. Fue él quien desarrolló la teoría psicoanalítica, según la cual, reprimimos parte de nuestros deseos y emociones en el subconsciente. Esos deseos y sentimientos reprimidos buscarían, a través de los sueños, el camino para salir a la luz. Por tanto, el sueño constituiría la expresión de nuestro yo más profundo y, en definitiva, de todo aquello que llegamos a querer ocultarnos a nosotros mismos. Prejuicios culturales, personales, sociales…, todo un conjunto de elementos ajenos a nosotros favorece esa división freudiana de emociones conscientes e inconscientes, es decir, de afanes permitidos y afanes censurados. Sin embargo, el sueño liberaría el control censor y daría vía libre a todo lo que permanece enterrado en el subconsciente.

Las teorías de Freud, tan revolucionarias para aquellos tiempos, supusieron un cambio no sólo en la concepción de la psicología del ser humano, sino que trajeron consigo el avance de nuevas tendencias literarias y artísticas. Tal fue el impacto de las mismas que de repente, el arte ya no buscaba reflejar lo que se veía en la superficie, sino lo que subyacía más allá. Narradores introspectivos, pintores y poetas surrealistas…, las teorías de Freud encontraron en los autores vanguardia un cauce de investigación del ser humano desconocido hasta entonces.

¿Cómo se debe interpretar un sueño?

Para saber el significado de un sueño es necesario analizar cada elemento que intervenga en el mismo. En su obra «Interpretación de los sueños» Freud afirma que, a la hora de buscar el significado de un sueño, debemos diferenciar el «contenido manifiesto» del «contenido latente».

El «contenido manifiesto» es aquel del que podemos extraer conclusiones directas, es decir, la parte narrativa y biográfica del sueño, aquello que tiene significado por sí solo. Sin embargo, este significado no es completo si no se tienen en cuenta los elementos «latentes» que subyacen en la historia y que se expresan de modo indirecto. De este modo, si soñamos con nuestra habitación, deberemos distinguir el significado manifiesto (nuestro cuarto) del significado latente (los colores y formas que en él aparezcan, la percepción que de ese lugar recibamos durante el sueño, etc.)

Generalmente, los espacios, personajes e incluso momentos de nuestra vida personal aparecen retratados de manera peculiar en los sueños. Aunque somos capaces de reconocerlos, es frecuente que aparezcan alterados. Esta transformación de la realidad que se produce mientras dormimos es la «deformación onírica» de la que habla Freud en sus estudios. Son, precisamente, los elementos latentes los que hacen variar formas y contornos hasta darles un nuevo sentido.

Por este motivo, según Freud es preciso interpretar los sueños de manera fragmentaria. El sueño no se debe releer como un todo, sino que es necesario analizar cada uno de los elementos que intervengan en el mismo, ya que esos elementos están dotados siempre de un mismo significado. Por otra parte, se defiende que el sueño nos permite descubrir otras facetas de nuestro yo. Esta última afirmación puede, no obstante, matizarse. Aunque se pueda fijar una especie de «diccionario onírico general», no debemos dejar a un lado la intuición ni el conocimiento que tenemos de nosotros mismos.

Manual para interpretar tus sueños

Consejos básicos

No recurras a interpretaciones literales: lo que ves y recuerdas del sueño es sólo su superficie. Profundiza en él antes de darle un significado real. Duda de cuanto recuerdes, nada tiene el significado que parece en una primera lectura. El lenguaje onírico es el lenguaje la antítesis: casi todo significa lo contrario de lo que parece. De este modo, la desnudez no suele ser sinónimo de sexualidad (sino, con frecuencia, de represión o timidez); la seguridad puede reflejar un miedo a alguna situación concreta; etc. Todos los elementos sensoriales son significativos: los colores cálidos indican paz con nosotros mismos; las temperaturas extremas aluden a presiones, problemas o tensiones personales; los olores agradables son signos de sensualidad; etc. En los sueños manejamos un lenguaje que no respeta nuestra lógica, de modo que es normal que se den este tipo de paradojas.

Recuerda que nadie puede interpretar tus sueños mejor que tú mismo: basta con que rastrees en tu realidad hasta encontrar los puntos de arranque del nuevo sueño. Intenta recordar y anotar, en la medida de lo posible, los sueños que más se repitan. Tu objetivo debe ser conseguir la descripción más exhaustiva y completa posible de ese sueño. Si no dejas de anotar los detalles que recuerdes, podrás lograr un retrato casi perfecto del sueño y, de este modo, profundizar en su interpretación.

Sueños frecuentes: claves para interpretarlos

Volar, presentarse a exámenes pendientes, caer de una altura indeterminada, aparecer desnudo en público… todas estas son situaciones comunes en nuestros sueños. La mayoría de nosotros nos hemos visto reflejados en una de estas situaciones, pero ¿sabes lo que significan?

  • Volar:Este sueño representa la libertad y la independencia. Si el vuelo es plácido y relajado, hace referencia a que hemos conseguido con éxito ese estado independiente, con el que nos sentimos cómodos e identificados. En caso de que el vuelo tarde en arrancar o resulte problemático -fuertes corrientes de aire, aterrizajes forzosos, sensación de vértigo o mareo, etc.- el sueño manifestaría nuestra insatisfacción por no haber alcanzado aún esa libertad que perseguimos, bien sea por obstáculos propios o ajenos.
  • Aparecer desnudo en público:Con frecuencia se interpreta este sueño como síntoma de una sexualidad sin complejos. Sin embargo, nada hay de sexual en esta imagen. Se trata de un sueño en el que ponemos de manifiesto nuestras dudas sobre nosotros mismos. Al aparecer desnudos ante los demás perdemos nuestra protección más evidente y, por tanto, nos sentimos inseguros. Dependiendo de cómo nos comportemos en el sueño, estaremos demostrando un grado distinto de autoconfianza. En caso de que la desnudez nos incomode, el sueño nos revela que somos inseguros o que nos mostramos como tales ante determinadas personas o situaciones. Esa inseguridad puede ser, a su vez, temor a que los demás descubran un secreto o revelación que pretendemos mantener a buen recaudo La desnudez se convierte, por tanto, en sinónimo de verdad. De este modo, cuando en un sueño nos desagrada el desnudo ajeno, no debemos interpretar que no nos sentimos atraídos por esa persona, sino que sospechamos de su interior y de sus intenciones.
  • Presentarse a un examen:En general, los sueños en los que se nos presentan tareas pendientes son símbolo de insatisfacción con nosotros mismos. Por este motivo, nos seguimos examinando de asignaturas que ya aprobamos o, en algunos casos, que ni siquiera cursamos. Este sueño es la versión más común -pues todos hemos vivido esta situación académica y la tenemos interiorizada dentro de nuestros temores infantiles más elementales-, sin embargo, no es el único. Cualquier otra tarea inconclusa o mal resuelta (querer comprar algo y descubrir que han cerrado la tienda; preparar algo artesanal y estropearlo en el último momento; ahorrar para conseguir algo y no acabar nunca de conseguir la cantidad total; etc.) comparte el mismo significado que este sueño.
  • Extraviarse en un lugar desconocido:En este caso, el contenido manifiesto (perderse en un espacio determinado) permite interpretar con facilidad el sueño: la desorientación es sinónimo de sentimiento de duda o caos personal. Este sueño es frecuente cuando atravesamos una época de cambios importantes en lo personal, lo laboral o lo sentimental. Nuevas parejas, trabajos o situaciones de estrés favorecen esa sensación de desprotección y extravío que nos impide tomar decisiones firmes sobre algunos temas.
  • Observar un fuego:Siempre que aparece el fuego en uno de nuestros sueños, debemos fijarnos en el aspecto que presenta. Normalmente, el fuego -al igual que en la mayoría de las culturas- es símbolo de la pasión sexual y amorosa. En los sueños suele respetar esta misma simbología, aunque dependiendo de la intensidad de las llamas puede representar pasión sexual o ternura y cariño hacia alguien. Además, cuando el fuego aparece como elemento agresivo o desestabilizador puede significar ruptura o tensión con nuestra pareja actual.
  • Hacer el amor con desconocidos:La presencia de una persona desconocida en un sueño erótico no es, necesariamente, sinónimo de insatisfacción con nuestra pareja. Puede tratarse de un simple procedimiento de liberación de la censura que lleva a cabo nuestro subconsciente, tomando como punto de partida deseos o pensamientos reprimidos en nuestra vida consciente. Este tipo de sueños constituyen juegos eróticos completamente personales que ayudan a estabilizar y hacer más sana nuestra vida sexual y emocional.

Lo Monaco Soñar

Los sueños según su temática

Soñar con viajes

Soñar que se va de VIAJE significa beneficio o decepción según el viaje sea de placer o próspero o motivado por accidente o acontecimiento desagradable.

Paseo: Soñar que se va por un PASEO predice que se participará en empresas seguras y rentables. Ver a otros por el paseo significa que habrá rivalidad en lo que emprendamos.

Pasajeros: Soñar que se ven PASAJEROS que llegan con sus maletas expresa una mejora en el entrono.

Avión: Soñar que se vuela en AVIÓN predice que en las futuras especulaciones se harán progresos satisfactorios.

Tren: Soñar que se está en un TREN que parezca que avanza suavemente denota que estamos muy preocupados por un asunto que acabará finalmente dándonos beneficios.

Turista: Soñar que se es un TURISTA vaticina el compromiso en algún asunto agradable que supondrá ausentarse de nuestra residencia habitual.

Espacio: Soñar que se está de viaje por el ESPACIO exterior equivale a la pronta liberación por nosotros mismos de una situación limite. Se notará una sensación nueva de independencia y libertad.

Barco: Soñar con BARCOS predice honores y ascenso inesperado del nivel de vida.

Soñar con las estaciones del año

Primavera:Soñar que está llegando la primavera es señal de empresas afortunadas y compañeros alegres.

Otoño: Para una mujer, soñar con el otoño denota que progresará con el esfuerzo de otros. Si piensa que se casa en otoño, hará un buen casamiento y tendrá un hogar feliz.

Día: Soñar con el día denota MEJORAS en la situación y asociaciones agradables. Un día triste o nublado predice perdidas y mala suerte en nuevas empresas.

Amanecer: Ver en sueños el AMANECER pronostica EMPRESAS CON ÉXITO a menos que la visión sea borrosa en cuyo caso implica decepción cuando parecía estar asegurado el éxito.

Tarde: Para una mujer, soñar con una tarde denota que hará amistades que serán duraderas y divertidas. Una tarde gris y lluviosa implica desengaño y molestias.

Mayo: Soñar con el mes de mayo denota momentos prósperos y alegrías para la juventud.

Reloj de pared: Soñar que se ve un reloj de pared denota peligro de un enemigo.

Soñar con el tiempo.

Tiempo:Soñar con el TIEMPO predice tendencias fluctuantes en la FORTUNA. Tan pronto progresamos inmensamente como de repente nos vemos enfrentados a deudas y fracasos.

Frío: Soñar que pasamos frío nos avisa de vigilar bien los asuntos propios.

Arco iris: Ver en sueños un arco iris es pronóstico de felicidad poco común. Los negocios son prometedores y los sembrados darán grandes recolecciones.

Viento: Soñar que el viento sopla ligeramente, sin fuerza, sobre nosotros, significa la llegada de una gran fortuna a través de aflicciones.

Lluvia: Estar al aire libre bajo un chaparrón de lluvia denota que disfrutaremos de los placeres con el deleite de la juventud y nos llegará la prosperidad.

Nubes:Ver nubes blancas resplandecientes con el sol incidiendo en ellas, quiere decir que triunfaremos tras haber tenido problemas.

Soñar con nuestra casa

Casa y hogar:Nuestro hogar está allí donde se encuentra nuestro corazón. Los sueños con el hogar son quizá los más frecuentes.

Hogar: Soñar que se visita un antiguo hogar quiere decir que tendremos buenas noticias y que nos alegrarán. Ir a casa y encontrarlo todo bien dispuesto y cómodo denota armonía en la vida hogareña y buenos resultados económicos.

Cocina: Soñar con una cocina supone verse enfrentado a apuros que nos deprimirán. Para una mujer, soñar que su cocina limpia y ordenada predice que será la dueña de inmensas fortunas.

Congelador: Soñar con un congelador profetiza que por fin se va a resolver una situación que nos inquieta, que resulta difícil o que no se puede seguir adelante con ella.

Horno: Para una mujer, soñar que su horno está al rojo denota que por su dulzura y su generosidad tendrá el cariño de su familia y de sus amistades.

Porcelana: Soñar con porcelana significa que se tendrán buenas oportunidades para progresar en los asuntos personales.

Lo Monaco Soñar (3)

Soñar con nuestro dormitorio

Dormitorio: Ver un dormitorio recién amueblado denota para el soñador un cambio feliz: viajes a lugares remotos y compañía agradable.

Manta eléctrica: Soñar con una manta eléctrica indica que pronto serán necesarios consuelo y ayuda.

Colcha: Es muy bueno soñar con una colcha si está LIMPIA y es blanca. Para las mujeres significa ocupaciones distraídas, pero si está sucia cabe esperar situaciones embarazosas.

Edredón: Soñar con edredones predice circunstancias agradables y comodidad. Para una joven, este sueño quiere decir que su sentido práctico y rapidez de ingenio harán que un hombre se interese cada vez más por ella y la quiera por esposa.

Compañero de cama: Soñar que no nos gusta nuestro compañero de cama predice que alguien tiene quejas del soñador, lo censurará y hará lo posible para hacerle la vida desagradable

“Los sueños, sueños son”

Al menos, eso era lo que opinaba Calderón en su célebre «La vida es sueño». Y es que, como a su protagonista, también a nosotros nos cuesta en ocasiones distinguir entre nuestra realidad y nuestros sueños. Entre nuestra cotidianidad y nuestras pesadillas.

Por eso es importante reflexionar sobre lo que significan nuestros sueños, para comprendernos mejor gracias a esa otra vida que, durante unas horas al día, vivimos sin nuestro consentimiento.

Entradas relacionadas:

Share

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *