Logo-LOMONACO-Cabecera
05/12/2019

El plaid, imprescindible en tu hogar

Un plaid es imprescindible en el equipamiento de tu hogar, un "must have" que puedes incorporar de muchas maneras porque estamos hablando de textiles además de decorativos, funcionales.
El plaid, imprescindible en tu hogar

La típica manta de sofá, que ahora también llaman plaid las más famosas revistas de decoración, es una pieza textil versátil que tiene mil y un usos. Hoy queremos darte algunas ideas para que saques todo el partido a esa mantita de sofá de toda la vida.

Como usar una manta en la decoración de tu casa

El plaid en la cama

La cama es el centro del dormitorio; toda ella llena la estancia y dota a la habitación de personalidad. El estilismo que elijamos para nuestra cama guía la decoración de toda la habitación y una mantita tiene muchas posibilidades, un plaid da mucho juego: bien colocado transversalmente a los pies, enrollado o deliciosamente desordenado, contrastando colores o incluso a capas y de dos en dos. Aquí  la manta además de decorar puede usarse con el fin para el que fue pensada, el de abrigarnos.

Colocar una manta en un banco, juntos pero no revueltos

Te gusta la idea de tener siempre a mano una manta, pero no quieres tener nada sobre la cama; una solución sería colocarla en un banco a los pies de la cama. Mimar los pies de tu cama con un banco te ofrece espacio extra, puedes aprovechar este espacio para colocar los cojines cuando no los estés usando o tener ordenada la ropa que vayas a ponerte y no quieras guardar en el armario.

Un plaid en el sillón aporta calidez y personalidad

Inseparable del sofá y la peli, la mantita es un básico en el salón. Mientras no estamos usándola, podemos colocarla en el brazo del sofá o butaca dando un aspecto muy chic al conjunto; además de este modo, la alejamos de ser el cubresofá ya que esta práctica somete a nuestro plaid a un deterioro prematuro.

Dentro de una cesta, un detalle de decoración muy nórdico

Combinar las fibras naturales de una cesta y las de una pequeña manta de algodón aporta un toque de vitalidad al ambiente de la habitación. Las mantas recogidas dentro de una cesta junto al sofá son necesarias si quieres acercar la decoración de tu hogar al diseño escandinavo.

¿Cómo elegir el plaid ideal?

El color de la manta auxiliar es fundamental que combine con los textiles y la decoración de la estancia, o bien por el contraste de tono o, por el contrario que sean un conjunto cromático, una tendencia de actualidad este 2019.

Por otro lado, fíjate bien en el tejido del plaid, si vas a estar constantemente colocándolo y usándolo lo mejor es elegir un tejido suave y resistente. Las fibras naturales suelen ser las ideales y dentro de estas, el algodón, como no podía ser de otro modo, es el rey.

Los amantes de la decoración de interiores cuidan por encima de todas las cosas los textiles de cada estancia y en este equipamiento textil no puede faltar el plaid, ¿y tú, tienes ya el tuyo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.