Logo-LoMonaco-Cabecera
25/09/2018

Hipnosis para el tratamiento del insomnio

Hoy se va a presentar el uso de la hipnosis en los problemas de sueño. Multitud de intervenciones cuentan con apoyo empírico elevado y se consideran prioritarias en el tratamiento de ciertos trastornos del sueño; sin embargo combinadas entre si, mejoran su eficacia.
Hipnosis para el tratamiento del insomnio

A lo largo de diversas entradas se han presentado varias intervenciones no farmacológicas para los trastornos del sueño. En la práctica de la psicología clínica actual, las distintas terapias aplicadas se deben basar en investigaciones científicas, para garantizar que su eficacia en la disminución de síntomas y la desaparición del trastorno es mayor que el no realizar ninguna intervención.

En primer lugar, cabe indicar que los resultados científicos al aplicar hipnosis para dormir resultan contradictorios ya que algunos de ellos encuentran una alta eficacia por sí misma, mientras que otros destacan su eficacia al combinarla con otras técnicas clásicas (muchas de ellas presentadas en el blog: higiene del sueño, restricción del tiempo en cama, control de estímulos, relajación…).

Hipnosis e insomnio

La mayoría de estudios o guías sobre la aplicación de la hipnosis a los trastornos del sueño en general destacan la necesidad de aplicarla combinada con técnicas clásicas y en tratamiento que incluyan diversas técnicas de intervención. La forma de aplicarla en estos casos es múltiple. Así pues, se puede emplear la hipnosis para reducir el consumo de estimulantes durante las horas previas al sueño reduciendo la ansiedad de su eliminación. Además, se puede emplear para facilitar los cambios producidos en la vida del paciente al introducir un tratamiento de higiene del sueño.

Paralelamente a las intervenciones sobre la conducta de la persona, la hipnosis puede ser un gran aliado en la prevención de la ansiedad y estrés. El aplicar hipnosis conjuntamente con técnicas de relajación puede favorecer el alcanzar un estado placentero con una mayor facilidad, pudiendo generalizar este resultado a los momentos previos al sueño. Además de lograr que la relajación sea más rápida, el estado de relajación es mayor al implementar hipnosis en un gran porcentaje de pacientes.

En algunos pacientes en los que el insomnio se produce por sufrir otros trastornos físicos que producen dolor, la hipnosis puede favorecer cierta reducir del dolor, lo que, a su vez facilitará el inicio del sueño.
Por último, se han empleado locuciones para poner durante el sueño o al inicio del mismo con el fin de favorecer el inicio del sueño y para que se produzca un menor número de despertares durante la noche. Pese a que diversos estudios encuentran que este procedimiento logra resultados en personas sin trastornos lo cierto es que, a menudo se basan en muy pocos participantes o evalúan el sueño con preguntas simples o de forma poco rigurosa.

Hipnosis para dormir y relajarse

En resumen, pese a que es necesaria una mayor investigación con más participantes y mejores medidas sobre la calidad del sueño, la hipnosis parece potenciar los efectos de los tratamientos psicológicos sobre el sueño. En un futuro, se esclarecerá su efecto de forma independiente y en qué trastornos y pacientes es más efectiva.

Avatar for Alejandro Guillén-Riquelme

Doctor en Psicología por la Universidad de Granada. Responsable del Laboratorio del Sueño y Promoción de la Salud del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada. Investiga para la Cátedra del Sueño UGR-LoMonaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.