Logo-LoMonaco-Cabecera
30/05/2018

Funciones del sueño ¿Para qué sirve dormir?

¿Por qué dormimos? Está pregunta, aparentemente obvia, en realidad todavía no tiene una respuesta definitiva ni está completamente claro el motivo final de la necesidad de dormir.
Funciones del sueño ¿Para qué sirve dormir?

Si pensamos desde un punto de vista evolutivo no tiene sentido directo el que durante un amplio porcentaje de nuestro tiempo debamos estar en un estado en el que nuestros mecanismos de alerta se ven sensiblemente reducidos nos hace vulnerables ante ataques y depredadores.

Por ello, está claro que si este mecanismo tan “peligroso” existe es porque tiene funciones que no se pueden lograr de otras formas. Hay diversas teorías que tratan de responder a esta pregunta sin que ninguna de ellas explique completamente el fenómeno.

¿Por qué dormimos? Funciones del sueño

Para estudiar la función del sueño uno de los principales enfoques ha sido la privación de sueño. En estos estudios se hace que personas o animales estén un amplio periodo de tiempo sin dormir y se registra cómo esto influye en la persona o animal. El primer resultado encontrado es que el sueño es imprescindible para el correcto funcionamiento de la persona (en una próxima entrada se abordarán los principales efectos de la privación de sueño en humanos).

Para qué sirve dormir: teorías sobre las funciones del sueño

Entre las principales teorías de la función del sueño en primer lugar encontramos la teoría reparativa que considera que la función principal del sueño es la reparación de los tejidos musculares y cerebrales. Hay diversos estudios donde se observa la secreción de hormonas  de reparación física. Además, cabe destacar que personas con privación de sueño, una vez pueden volver a dormir, tiene un aumento de sueño de onda lenta, cuya principal función parece ser la recuperación física.

Otra de las teorías explicativas es la teoría adaptativa que defiende que la principal función del sueño es un mecanismo por el cual aumentan las probabilidades de sobrevivir en una gran cantidad de condiciones ambientales. El hecho de dormir en aquellas horas de poca luz y donde nuestra visión se ve disminuida permite rebajar el gasto energético aprovechando al máximo los nutrientes y calorías de la dieta. Algunos defensores de esta teoría defienden que, por lo tanto, el sueño sería un instinto que favorece nuestra conservación. Si bien esta teoría parece lógica la evidencia es que durante el sueño se sigue consumiendo una gran cantidad de energía, por lo que no está claro si este es el verdadero motivo del sueño.

La teoría de la consolidación de la memoria defiende que el sueño paradójico sirve para consolidar lo aprendido durante el día. Pruebas de ello, son multitud de estudios de privación de sueño paradójico exclusivamente en los que se vio la notable influencia sobe la fijación de aprendizajes. Si bien los estudios en humanos resultan más contradictorios al respecto habiendo defensores que es el sueño total y no el sueño paradójico el que fija el aprendizaje o que incluso no tiene influencia directa en el mismo.

Pese a la multitud de teorías al respecto no está del todo clara la función primordial del sueño, y por qué este es el único mecanismo para lograr el descanso y recuperación física y mental.

Alejandro GuillénAlejandro Guillén-Riquelme, es Doctor en Psicología por la Universidad de Granada. En la actualidad es investigador en el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada. En este centro es responsable del Laboratorio del Sueño y Promoción de la Salud. Durante su formación ha realizado el Máster de Diseños de Investigación y Aplicaciones en Psicología y Salud, así como varios cursos sobre metodología, estadística e investigación. A lo largo de su carrera destaca el estudio de la evaluación de la ansiedad, siendo coautor de la adaptación española del STAI, el séptimo cuestionario más empleado en España. Ha participado en cinco proyectos de investigación y ha publicado 30 artículos (27 de los cuales en revistas indexadas en el Journal Citation Reports).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.