Logo-LoMonaco-Cabecera
16/10/2017

Evaluando la calidad del sueño en niños (II): cuestionarios para padres (el PSQ)

La entrada anterior a esta la dedicamos a explicar uno de los cuestionarios utilizados más frecuentemente para evaluar la calidad del sueño en niños, el Cuestionario de hábitos del sueño en niños (Children Sleep Habits Questionnaire, CSHQ). Hoy, como avanzamos en la entrada previa, vamos a explicar otro de los cuestionarios más utilizados para evaluar aspectos del descanso en niños: el Cuestionario pediátrico del sueño (Pediatric Sleep
Evaluando la calidad del sueño en niños (II): cuestionarios para padres (el PSQ)

¿En qué consiste el PSQ?

El PSQ consiste en 22 ítems (aunque existe una versión más larga con 91), por lo que se tarda un poco menos en contestar que el CSHQ, si bien en realidad no se necesita mucho tiempo para contestar ninguno de los dos. Las posibles respuestas para cada uno de los ítems son: (1 punto), no (0 puntos), y no sabe (pregunta nula). Para calcular la puntuación total es necesario sumar todos los puntos y dividirlos entre el número total de respuestas contestadas (entre el número de o no).

 

¿Cómo se estructura el PSQ?

En realidad, el cuestionario que está dividido en tres partes. A diferencia del CSHQ, que proporciona una puntuación total junto a otras puntuaciones específicas, el PSQ proporciona tres puntuaciones totales que corresponden a cada una de las partes en que está dividido.

Así, este cuestionario permite evaluar:

1) la conducta del niño durante la noche y mientras duerme (Parte A; 9 ítems);

2) la conducta durante el día y otros problemas relacionados (Parte B; 7 ítems);

3) los problemas de atención y de hiperactividad-impulsividad que muestra el niño (Parte C; 6 ítems).

Cada puntuación total indica la gravedad en el niño de los problemas evaluados en esa parte.

Ventajas del Cuestionario pediátrico del Sueño

Entre algunas de las características más importantes del PSQ, destaca la posibilidad que ofrece de evaluar también, gracias a la Parte C, problemas relacionados con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Lo anterior es debido a la relación observada entre este trastorno y los problemas de sueño (como vimos en otra entrada de este blog). Así como, y más importante aún, de evaluar los síntomas o problemas respiratorios de los niños.

De hecho, el PSQ está considerado un cuestionario de referencia para evaluar el síndrome de apnea hipopnea del sueño (que ya explicamos también en otra entrada de este blog), cuando se sospecha de su posible existencia.

 

Conclusión: CSHQ y PSQ

Los dos cuestionarios presentados en estas dos últimas entradas, el CSHQ y el PSQ son cuestionarios útiles para evaluar los problemas y la calidad del sueño en niños, muy baratos, y muy fáciles y rápidos de utilizar, al poder ser completados por cualquiera de los progenitores.

Además, aunque siempre es aconsejable la ayuda de un profesional cualificado, tanto para la explicación de posibles dudas que surjan durante la cumplimentación de los cuestionarios como para la interpretación de las puntuaciones obtenidas, esta no es imprescindible. Especialmente, si las puntuaciones obtenidas no reflejan problemas serios que requieran una atención u observación clínica.

 

Para más información:

Tomás, M., Miralles, T. y Beseler, B. (2007). Versión española del Pediatric Sleep Questionnaire. Un instrumento útil en la investigación de los trastornos del sueño en la infancia. Análisis de su fiabilidad. Anales de Pediatría, 66, 121-128.

 

Alejandro GuillénAlejandro Guillén Riquelme, es Doctor en Psicología por la Universidad de Granada. En la actualidad es investigador en el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada. En este centro es responsable del Laboratorio del Sueño y Promoción de la Salud. Durante su formación ha realizado el Máster de Diseños de Investigación y Aplicaciones en Psicología y Salud, así como varios cursos sobre metodología, estadística e investigación.

A lo largo de su carrera destaca el estudio de la evaluación de la ansiedad, siendo coautor de la adaptación española del STAI, el séptimo cuestionario más empleado en España. Ha participado en cinco proyectos de investigación y ha publicado 30 artículos (27 de los cuales en revistas indexadas en el Journal Citation Reports).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *