Logo-LoMonaco-Cabecera
31/07/2017

Detención del pensamiento en problemas para conciliar el sueño

¿Qué es la técnica de detención del pensamiento? La técnica de detención o parada del pensamiento es una técnica cognitiva que se empezó a utilizar en los años 50 del siglo pasado, para el tratamiento de las fobias y los pensamientos obsesivos.
Detención del pensamiento en problemas para conciliar el sueño

¿Para qué sirve la técnica de detención del pensamiento?

Esta técnica sirve para que una persona aprenda a parar cualquier tipo de pensamiento intrusivo, es decir, indeseables e involuntarios, que se le presentan de forma repetitiva y, así, reducir la ansiedad, el estrés o el malestar que le causan estos pensamientos en su vida diaria. Por ello, aunque inicialmente esta técnica se empleara para tratar las fobias y los pensamientos obsesivos en los trastornos de ansiedad, posteriormente se ha ido generalizando y adaptando para tratar otros problemas o trastornos psicológicos o psiquiátricos.

¿Por qué la detención del pensamiento es útil para el insomnio?

Porque aunque el tratamiento más empleado para el insomnio suele ser la medicación, esta no siempre es igual de eficaz para todas las personas, siendo necesario, en numerosas ocasiones, utilizar otros tratamientos alternativos. Dentro de esos tratamientos alternativos, las técnicas cognitivas-conductuales han demostrado ser útiles para mejorar el insomnio tanto si se utilizan en combinación con la medicación o por separado. En este sentido, la técnica de detención del pensamiento puede ser muy positiva para las personas con insomnio que tienen frecuentes pensamientos intrusivos a la hora de acostarse, los cuales empeoran su problema para conciliar el sueño. Especialmente para aquellas personas que, pese a haberlo intentado anteriormente con otros tratamientos o técnicas, no han conseguido eliminar del todo su problema y siguen teniendo importantes dificultades para quedarse dormidas.

¿Cómo se aplica y quién puede aplicar ésta técnica?

El procedimiento de aplicación no es siempre el mismo para todas las personas, ya que varía en función del objetivo y las circunstancias de cada una, pero sí que existen unas fases comunes:

  • La persona se identifica y describe cómo son esos pensamientos repetitivos que le causan malestar y que no puede evitar.
  • Se elabora una lista de pensamientos agradables que le generan bienestar y tranquilidad, cuyo contenido no está relacionado con los pensamientos repetitivos anteriores.
  • La persona se relaja y se deja llevar por alguno de los pensamientos intrusivos desagradables y, cuando está totalmente sumida en ese pensamiento, avisa al terapeuta con una señal.
  • El terapeuta, mediante el grito de la palabra stop, provoca la interrupción del pensamiento desagradable. En ese momento, la persona debe intentar sustituir ese pensamiento por uno de los pensamientos agradables de la lista elaborada previamente.
  • Los pasos anteriores se repiten varias veces hasta que la persona aprende por sí misma a parar el pensamiento intrusivo sin necesidad de utilizar la palabra stop en voz alta. Posteriomente, intenta aplicar el mismo procedimiento de interrupción y sustitución del pensamiento desagradable en el resto de situaciones de su vida diaria.

Por otro lado, respecto a quién puede aplicarla, lo cierto es que, aunque a primera vista pueda parecer que cualquier persona podría llevarla a cabo, es muy recomendable la ayuda inicial de un psicólogo entrenado para ello. Sobre todo porque, para aumentar los beneficios, muchas veces la técnica de detención del pensamiento es aplicada junto a otras técnicas cognitivas o conductuales que requieren también la intervención psicológica.

Foto-Alejandro-GuillénAlejandro Guillén Riquelme, es Doctor en Psicología por la Universidad de Granada. En la actualidad es investigador en el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada. En este centro es responsable del Laboratorio del Sueño y Promoción de la Salud. Durante su formación ha realizado el Máster de Diseños de Investigación y Aplicaciones en Psicología y Salud, así como varios cursos sobre metodología, estadística e investigación. A lo largo de su carrera destaca el estudio de la evaluación de la ansiedad, siendo coautor de la adaptación española del STAI, el séptimo cuestionario más empleado en España. Ha participado en cinco proyectos de investigación y ha publicado 30 artículos (27 de los cuales en revistas indexadas en el Journal Citation       Reports).

Lo-Monaco-Gualberto-BuelaGualberto Buela Casal. Catedrático de Psicología Clínica y director del Laboratorio de sueño del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC).

 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *