Logo-LoMonaco-Cabecera
21/02/2017

Hidratos de carbono y sueño

La comida puede facilitar que el sueño sea reparador o, por el contrario, dificultarlo. En la entrada de hoy se presentará el efecto que la ingesta de hidratos de carbono tiene sobre el sueño.
Hidratos de carbono y sueño

Ingerir hidratos de carbono

En primer lugar, muchas de las dietas altas en hidratos de carbono favorecen el sobrepeso y la obesidad lo que, a su vez, es uno de los factores que puede reducir la calidad del sueño. No obstante, el ingerir hidratos de carbono, independientemente del  peso corporal puede afectar al sueño de diferentes formas.

… durante el almuerzo

El ingerir una comida rica en hidratos de carbono durante el almuerzo va a aumentar la sensación de somnolencia que se suele producir a primeras horas de la tarde. En aquellos casos en los que se duerma siesta, este tipo de comidas favorecerá el inicio del sueño en este momento. Sin embargo, en aquellas personas en las que no se duerma siesta se puede producir una sensación de fatiga, sueño y cansancio que harán disminuir nuestra concentración y productividad.

… durante la cena

En el caso de que la cena sea rica en hidratos de carbono también se puede producir un aumento de la somnolencia respecto a noches con cenas ligeras en hidratos de carbono. Pese a que este hecho puede favorecer la entrada al sueño, el ingerir muchas calorías antes de dormir, donde la actividad disminuye a mínimos, se vincula con un aumento de peso. Por ello, el consumir muchos hidratos de carbono antes de dormir resulta desaconsejable. Además, muchas de las comidas ricas en hidratos de carbono se realizan con salsas, componentes grasos y proteínas. Todo ello va a provocar digestiones pesadas que tendrán un efecto pernicioso sobre el sueño. En ese caso se puede producir una sensación de malestar que retrase el sueño y un descanso agitado, donde no se va a dormir correctamente produciendo sensación de fatiga al despertar.

… en diétas cetogénicas

Otro de los motivos en los que los hidratos de carbono influyen en el sueño es en aquellas personas que siguen una dieta cetogénica; es decir, en la que no se incluyen hidratos o su cantidad es muy limitada. Pese a que la investigación en personas sanas es muy limitada, parece haber indicios de que este tipo de dietas facilitaría un correcto descanso y además, una sensación de bienestar durante el día.

… cuando estamos cansados

Por último, cabe remarcar el hecho de que cuando nuestro descanso es peor se tiende aumentar la ingesta de hidratos de carbono para eliminar la sensación de fatiga producida por el sueño. Esto, como se ha visto en este texto, va a dificultar el descansar correctamente, especialmente en aquellos casos en los que la ingesta se realiza por la noche, muy cerca de la hora de dormir. Si a ello se le añade una disminución de la actividad física por la sensación de fatiga por la falta de sueño, se encuentra una dinámica que va a favorecer un aumento de peso y un descanso con baja calidad de forma prolongada. Todo ello, a su vez, va a afectar a nuestra calidad de vida.

Avatar for Alejandro Guillén-Riquelme

Doctor en Psicología por la Universidad de Granada. Responsable del Laboratorio del Sueño y Promoción de la Salud del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada. Investiga para la Cátedra del Sueño UGR-LoMonaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.