Logo-LoMonaco-Cabecera
11/04/2016

El sofá. Claves para realizar una elección correcta

La manera más sencilla de conseguir un resultado satisfactorio al 100%, comienza por plantearse una serie de cuestiones que nos ayuden a focalizar las necesidades y convertirlas en todas las piezas que conforman el engranaje del sofá perfecto.
El sofá. Claves para realizar una elección correcta

Entrar en el proceso de elección de un sofá lleva implícita una serie de factores claves a tener en cuenta a la hora de enfrentarse a esta situación. En Grupo Lo Monaco, hemos ampliado nuestro catálogo de productos creando la nueva línea de Sofás Natura, compuesta por la gama de Sofá Natura y la gama de Sofá Natura Plus.

¿CUÁL ES EL ESPACIO DISPONIBLE PARA UBICAR EL SOFÁ? 

Las dimensiones de la estancia en la que colocaremos el sofá y el espacio del que disponemos en ella, será uno de los primeros pasos a dar. Conocer el sitio y buscar la ubicación adecuada para contar con las medidas precisas, será una condición determinante para optar por algunos modelos y descartar otros.

Según el espacio, ¿cuál será la distribución ideal del sofá?

Si la estancia es pequeña, la mejor opción es colocar el sofá contra una pared. Un sofá con chaise longue alberga un mayor número de asientos ocupando menos espacio que el clásico juego de sofás de 3 + 2.

Si la habitación donde vamos a colocar el sofá es grande, las opciones se multiplican y el uso del sofá puede ayudarte incluso a separar ambientes además de poder realizar las combinaciones más variopintas, en función de los espacios que deseas cubrir.

Si el sofá va a ir colocado en una pared con ventana, será imprescindible conocer la altura del respaldo para evitar que el sofá interfiera en la apertura de la misma. Aumentar el número de plazas con butacas monoplaza, es una gran opción en cualquiera de los casos.

Foto-Sofá-Natura-LoMonaco

Si vas a complementar la ubicación del sofá con mesitas o lámparas, intenta no cubrir todo el espacio con la medida del sofá, puesto que si lo haces, encontrarás problemas para lograr tu cometido. Para evitar sorpresas, deja aproximadamente 20 cm a los lados de cada lateral del sofá para que entren bien las mesitas laterales (una o dos ya es una cuestión de gusto) y piensa que 40 cm son los ideales entre el sofá y la mesita de centro para no impedir el paso. Con estos parámetros básicos de distribución, acertarás de pleno con la medida del sofá.

Un buen truco para cuadrar a la perfección la estancia, puede ser señalar con cualquier tipo de cinta adhesiva pegada al suelo, cada uno de los espacios de uso de cada elemento. De esta manera podrás hacerte una idea muy real de la distribución que tendrá cuando todo esté colocado.

¿QUÉ FORMA Y TAMAÑO DEL SOFÁ  ES EL APROPIADO?

El tamaño del sofá, va a venir determinado por las medidas de la estancia donde vaya colocado, además del uso que vamos a darle. En este apartado tendremos que valorar factores como el número de miembros que hay en nuestra familia y, por lo tanto, el uso que va a tener el sofá:

  • Para un uso individual se puede optar por un sofá de dos plazas más una butaca relax, aunque se trata de uno de los casos, donde todas las posibilidades son factibles y será el tamaño de la habitación la que marque los límites.
  • Una combinación para uso doble debe permitir que ambas personas disfruten de un espacio personalizado de relax,  adecuado a los gustos de cada uno. Dos butacas relax, un conjunto 3+2, un sofá con chaiselongue pueden proporcionar espacio suficiente y totalmente diferenciado para ambos, sin ningún tipo de duda.
  • Para usos de tres o más personas optar por combinaciones multiplaza, esto sería lo más recomendable con el objetivo de tener espacios para cada uno. Disponer de un conjunto de 3 + 2 plazas junto con un par de butacas, es una solución útil si tu salón es amplio, aunque el uso de una chaise longue ofrece plazas extras y evita perder las plazas de los rincones (como ocurre en el uso de los conjunto de 3+2).

Decidido el número de asientos que se pretende, la decisión estará bastante encaminada a lograr comodidad para toda la familia.

Foto-Sofá-LoMonaco

¿QUÉ FINALIDAD TIENE LA SALA DONDE VA UBICADO EL SOFÁ?

(SALA DE ESTAR, SALA FAMILIAR, SALA DE TV, SALA DE JUEGOS, OFICINA, DORMITORIO DE INVITADOS…) 

Un sofá para un salón familiar donde se ubica, por ejemplo la televisión, no debe tener las mismas características que un sofá pensado para una sala de juegos, para una oficina o con un fin meramente decorativo. En definitiva, el uso va a determinar la funcionalidad y acabados del sofá.

No puede obviarse bajo ningún concepto el uso que vamos a dar a nuestro sofá, es más, debe ser objeto de análisis para lograr el resultado esperado. No es lo mismo pensar en un sofá con un fin puramente decorativo que buscar un sofá en el que disfrutar de largas sesiones de cine ¿verdad?

Un sofá para un uso minoritario no tiene porque disponer de acabados que garanticen una durabilidad extra, sin embargo, un uso frecuente o diario sí precisa de atención a detalles que alarguen la vida del producto y faciliten el cuidado y mantenimiento del mismo.

Un sofá perfecto debe ser sinónimo de Comodidad, Resistencia, Ergonomía, Estética y Durabilidad.

El material de fabricación, el acabado, los tejidos y la funcionalidad del sofá determinará la vida útil y proporcionará un resultado óptimo al uso del mismo.

Las claves del éxito y por lo tanto, elementos distintivos básicos son:

  1. Una estructura sólida
  2. Un buen bastidor
  3. Un relleno de calidad
  4. Tejidos que garanticen la durabilidad del conjunto

Foto-Tejidos-Sofás-LoMonaco

Con esta ampliación de gamas pretendemos cubrir todas las necesidades de espacio, funcionalidad y uso que podríamos dar a nuestro sofá, además de satisfacer los gustos y las preferencias de diseño de los más exigentes.

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *