Logo-LoMonaco-Cabecera
01/12/2015

Hábitos de belleza antes de dormir

Sentirnos bien por dentro es lo que nos hace estar guapos por fuera. Descansar bien es la clave, no solamente para estar de buen humor y rendir durante el día, sino también para tener buen aspecto. 
Hábitos de belleza antes de dormir

¿Sabías que el descanso puede ser tu mayor secreto de belleza?

Durante el sueño, nuestra piel y sobre todo la del rostro se oxigena, además de regenerarse, por la acción de ciertas hormonas, que ayudan a la reparación del tejido cutáneo. Numerosos estudios han demostrado que durante el sueño nocturno ocurren importantes reacciones metabólicas en las células, que contribuyen a eliminar sustancias y así, cuando despertamos, las lineas de expresión aparecen atenuadas y nuestro rostro parece más luminoso, es el llamado “beauty sleep“. Sustancias tales como la melatonina, nos ayudan a tener un descanso más reparador en el sentido literal de la palabra ya que se ha demostrado que esta hormona tiene un papel fundamental en la reparación de la piel. La Hormona del Crecimiento ( que solamente se segrega mientra dormimos), es necesaria para que se produzcan más células que reparen estructuras desgastadas durante el día.

Foto-Lo-Monaco-Belleza

Diferentes estudios han llegado a varios resultados curiosos 

 

  • Las personas que no descansan las horas suficientes pierden hasta un 30% más de agua, que las que sí duermen las horas recomendadas, así que tener un sueño reparador es un factor fundamental para mantener la piel hidratada.
  •  En todos los casos se observan más rasgos de envejecimiento en las personas que descansan de forma deficiente: dormir poco hace que las líneas expresivas se acentúen, se produce una pigmentación desigual, se reduce la elasticidad y se ralentiza el proceso de reparación de la piel, por no hablar de las temidas ojeras, síntoma de un mal descanso.

Ritual de belleza

 

      Para facilitar el proceso regenerativo celular durante el sueño, es recomendable seguir un “ritual de belleza” que seguro que a muchas personas les resultara familiar:

Limpiar, el primer paso del ritual ¿quién no se ha olvidado alguna vez irse a la cama sin haberse desmaquillado o lavado la cara? Este error tan común en algunas ocasiones, por desgracia, ya sea por descuido o por simple pereza puede provocar graves daños en nuestra piel.  Las células de nuestra piel están programadas para que se renueven cada 24 horas, reparándose por la noche y defendiéndose durante el día. Por lo que, es fundamental limpiar correctamente nuestro cutis, ya que si no lo hacemos estamos impidiendo la renovación correcta de nuestra piel.

¿Qué daño nos producen los productos que usamos diariamente?

 

  • Base de maquillaje: La propia composición de las bases impide la microcirculación en la piel y, por lo tanto, su renovación, ocasionando la aparición de arrugas o del temido acné. Además debido a la composición densa de estos productos, suelen ser propensos a la acumulación de bacterias presentes en el ambiente exterior, al igual que ocurre con las pre-bases,  pudiendo ocasionar pérdida de colágeno y otras infecciones cutáneas.
  • Pintalabios: Los pintalabios son el mayor enemigo para la sequedad de nuestros labios. Por eso se recomienda exfoliar bien los labios para eliminar todo el producto y, posteriormente aplicar un bálsamo labial para promover la hidratación y regeneración.
  • Mascara de pestañas: Dormir con rímel puede debilitar las pestañas, las vuelve más frágiles y quebradizas. Además, provoca sequedad en los parpados, puede provocar infecciones oculares, que pueden terminar en una conjuntivitis aguda.
  • Continuaríamos tonificando y hidratando. Tonificar refresca, cierra los poros, equilibra la piel, y la prepara para que pueda recibir el tratamiento posterior que debería consistir en nutrir e hidratar nuestro rostro. Existen cremas de noche, para los cuidados fáciles, que aportan energía a las células para poder dividirse, además de facilitar la circulación sanguínea. Estos productos, que en su formulación utilizan sustancias como ginkgo biloba, la Coenzima Q10 y determinados péptidos, ayudan en el proceso de regeneración celular.

 

¿Pero qué productos debemos usar para cada tipo de piel? ¿Sirve el mismo para todas?

La respuesta es negativa, el tratamiento varía en función del tipo de piel que tengamos. Si tenemos una piel seca, deberemos aplicarnos productos hidratantes tales como leches o aceites, evitando a su vez los desmaquillantes que contengan agua, ya que estos aceleran la deshidratación de la piel. Si por el contrario nuestra piel es grasa, deberemos usar productos que en su composición tengan agua, tales como geles o jabones. ¿Pero y si tienes la piel mixta? En ese caso deberemos usar productos suaves que no alteren la composición de nuestra piel.

En cualquier caso, no se recomienda usar como rutina las toallitas desmaquillantes: estas son muy agresivas con nuestro cutis, llegando incluso a eliminar el manto superficial que protege nuestra piel.

¿Y qué pasa con el resto de nuestro cuerpo? ¿No hay que cuidarlo?

 

Pues sí, no solo debemos preocuparnos de nuestro rostro, aunque esta sea la zona más visible. La regeneración de nuestra piel se produce en todo nuestro cuerpo, por lo que es recomendable, usar también productos que ayuden a éste proceso. Los anticelulíticos pueden acelerar la regeneración, aumentan la combustión de los lípidos, dando como resultado la reducción de la temida celulitis. Ingredientes tales como la cafeína también ayuda a la reducción de la celulitis, activan el drenaje linfático, reduce los edemas y moviliza los ácidos grasos del tejido adiposo, ayudando a eliminarlo. El colchón Triple Natura Plus, al no ejercer puntos de presión, gracias al sistema ViscoCloud Sense que incorpora en su superficie, facilita el drenaje linfático del que venimos hablando, haciendo posible que la circulación fluya de una manera óptima durante el descanso.

¿Pero cómo debemos usar los anticelulíticos?

Existen anticelulíticos especialmente pensados para ser aplicados durante la noche ya que es cuando nuestra piel se regenera con mayor intensidad. Esto no es casualidad, mientras dormimos nuestra piel esta más predispuesta a absorber este tipo de productos debido a que se está oxigenando. Es muy importante al aplicarse masajear el producto en la dirección correcta, con movimientos circulares y en sentido ascendente, para favorecer la circulación de nuestro organismo.

En definitiva, si queremos estar más guapos,  podemos comenzar con algo tan sencillo como dormir bien ya que sus beneficios y resultados son inmediatos. Además, un buen equipo de descanso, como el que te ofrece Grupo Lo Monaco, combinado con un poco de ejercicio durante el día, una alimentación sana y equilibrada son hábitos que nos ayudarán en “nuestra tarea” de sentirnos bien con nosotros mismos, cosa que nos hará más felices, y por todos es sabido que la felicidad es la parte más importante de nuestra belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *