Logo-LoMonaco-Cabecera
07/09/2015

Materiales utilizados para fabricar somieres, canapés y bases tapizadas

El colchón sobre el que dormimos cada noche, debe tener el apoyo perfecto que proporciona un somier, canapé o base tapizada, que además aporte adaptabilidad y robustez a partes iguales.
Materiales utilizados para fabricar somieres, canapés y bases tapizadas

La amplia diversidad de materias primas con las que nos encontramos en el mercado, hacen plantearse a fabricantes y distribuidores de productos de descanso, la pertinencia de usar un material u otro a la hora de enfrentarse al diseño y manufactura de bases, somieres y canapés. Eso sí, estos materiales de los que hablamos, deben tener una característica en común: durabilidad y resistencia al paso del tiempo.

¿Existe el material perfecto? Podríamos decir que lo que existe y por lo que hay que apostar es por la combinación de materiales adecuada y el diseño perfecto, aunque ningún producto es infalible y  todos son susceptibles de deteriorarse.

Podemos dividir las bases para apoyar el colchón en dos grandes tipos:

Somieres: Utilizan láminas para apoyar el colchón, aquí también se incluyen algunos  tipos de canapés. Estas láminas están fabricadas sobre todo en madera de haya, que como su propio nombre indica, proviene del árbol de haya. Se caracteriza principalmente por su dureza y su flexibilidad una vez trabajado en láminas delgadas, por eso se ha extendido su uso entre los fabricantes de productos de descanso. También existen recubrimientos de fibra de carbono (sintetizada a partir de miles de filamentos de carbono ensamblados) en dichas láminas para ofrecer resistencia al producto. Esta madera de haya, como cualquier otro material, tiene ventajas e inconvenientes a la hora de ponerla en uso:

  • Ventajas: Sin duda, una de las más apreciadas es su alta resistencia a la fricción y a la presión. Igualmente, es fácil de pintar y barnizar, presentando un acabado muy llamativo. Además, se curva y tornea con facilidad.
  • Inconvenientes: Siendo madera, no tolera la humedad, por lo que se tiene que aislar de ambientes húmedos con el fin de protegerla de la aparición de hongos y moho que acaban deteriorando su calidad y composición. Por eso conviene revisar las láminas de nuestros somieres y pasar un paño lámina a lámina de vez en cuando.

Firmeza somier LoMonaco

Bases tapizadas: Suponen una superficie de apoyo completa, sin estructura de láminas, donde encontraríamos algunos tipos de canapés y por supuesto las llamadas bases tapizadas. Estas superficies para apoyar el colchón están fabricadas en materiales derivados de la madera. Son conocidos por todos los materiales tipo dm (tablero de densidad media), planchas de aglomerado y los contrachapados. Son materiales compuestos por fibras de madera aglutinadas, que se compactan quedando conformado tableros de diferente grosor y densidad.

  • Ventajas: Se trata de estructuras uniformes y homogéneas que permiten que sus caras tengan un acabado perfecto. Se pueden tapizar y aplicar diferentes materiales (tela, foamizados, tacos para colocar láminas…) y acabados. El DM resulta además especialmente flexible.
  • Inconvenientes: Estos tipos de materiales no son aptos para el exterior ni para ambientes húmedos. Presentan en la mayoría de las ocasiones, un peso bastante elevado y sobre todo el aglomerado es susceptible de astillarse por el efecto de altas presiones.

En ocasiones, puede sustituirse del DM y aglomerado de las tablas de somieres y canapés por otro derivado de la madera,  el kraft. Es un material que se extrae de la pulpa de diferentes tipos de madera obteniéndose una pasta que se emplea para fabricar planchas de diferente densidad y gramaje.

En los últimos años se ha venido utilizando en diferentes tipos de mobiliario doméstico y como no podía ser de otro modo, se ha incluido como un material de primer uso para bases tapizadas y canapés. Se combina en la manufactura del producto final, con otros materiales como hierro o acero para complementar su estabilidad y durabilidad.

  • Ventajas: Aporta ligereza, enorme resistencia y adaptabilidad, es utilizado incluso en la fabricación de muebles como mesas o sillas. Es un material limpio, sin aditivos tóxicos ni contaminantes.
  • Inconvenientes: La apariencia estética del material y el principal inconveniente: su comportamiento ante altas concentraciones de humedad ambiental, que lo deteriora en ocasiones irremediablemente. Quedando excluido este supuesto deterioro de la garantía de los distribuidores y fabricantes de productos de descanso, hace que se planteen alternativas al mismo.

Grupo Lo Monaco ha utilizado este producto en algunas de sus bases, aunque abandonó completamente su utilización en enero de 2012. En una continua escucha activa a los requerimientos de nuestros clientes y además, apostando por la inclusión de nuevos materiales, en un mercado vertiginoso como es el del descanso. No obstante, cuando se decidió apostar por el kraft, avalaba al material el ensayo llevado a cabo por AIDIMA en junio de 2006, que perseguía demostrar que las bases tapizadas y la base del canapé que incluía este, se adecuaban a la norma “UNE EN 1725:98” MOBILIARIO DOMÉSTICO. CAMAS Y COLCHONES. REQUISITOS DE SEGURIDAD Y MÉTODOS DE ENSAYO.

Certificado Kraft

Para que este soporte cumpla su función completa y proporcione apoyo y descanso, necesita estar recubierto de telas, acolchados y tejidos, a saber:

  • Tejidos 3D: El tejido 3D es un tejido que puede llevar en su composición diferentes fibras, siendo su proporción principal de poliéster. Son miles de celdas interconectadas entre sí, que pueden recubrir sobre todo las bases tapizadas y las tapas de los canapés. Son telas que suelen repeler los vertidos (lo que resulta una ventaja), pero se enganchan fácilmente, pudiendo deteriorarse su apariencia a la vista.
  • Polipiel: La pieles sintéticas, se utilizan en mobiliario de hogar para tapizar sillas, sillones y sofás. En bases tapizadas y canapés, son utilizados para el mismo fin, embelleciendo los cantos de las superficies de las tapas y en el cajón. Son fáciles de limpiar, aunque suelen ser tejidos delicados y susceptibles de arañarse.
  • Tejidos piqué: Fabricado en algodón, recubre tapa de bases tapizadas, y de canapés así como sus cajones. Su inconveniente es que no repele las manchas.

Además de la diferenciación en las bases antes descrita (somieres y bases tapizadas), podemos establecer aún otra diferenciación, está es en base a otra característica: posible el almacenamiento que pueda ofrecernos la base. Así el canapé incorpora bajo la base un cajón útil, fabricado en los derivados de la madera relacionados con anterioridad y con acabados en los tejidos descritos más arriba.

LoMonaco Canapés Abatibles

En ausencia de almacenamiento, la base se apoyaría en patas (quedando así conformadas las bases tapizadas) o bien encontramos un bastidor que recubre la estructura de láminas del somier y sobre el que van prendidas las mismas. Este bastidor del que hablamos, normalmente se trabaja en acero (una aleación del hierro y del carbono) y se recubre con diferentes pinturas y acabados que contribuyen en la mayoría de ocasiones a prolongar la durabilidad de la estructura. Resulta una estructura robusta, resistente a la deformación y duradero al paso del tiempo y en el caso de los tubos acerados, ligeros en el caso de tener que transportar la estructura, haciendo fácil su desplazamiento.

Son pocos los inconvenientes del acero utilizado para fabricar productos de descanso, por poner alguna pega, el tipo de acero utilizado en los bastidores, resulta básico y poco estético.

Las láminas se incrustan al bastidor mediante piezas de caucho, fibras sintéticas y plásticos, son plásticos y resinas flexibles y basculantes, sin embargo cuando la pieza se deteriora no se puede reparar.

 

7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.