Logo-LoMonaco-Cabecera
13/08/2015

Dormir la siesta ¿mejor en un colchón o en un sofá?

La costumbre de dormir la siesta nos remonta hasta la Roma clásica, cuando tras los abundantes almuerzos que estaban de moda en la época, surgía la imperiosa necesidad de echar una cabezadita, que coincidía con la "hora sexta" (entre las 12 h y las 15 h) y de ahí su nombre.
Dormir la siesta ¿mejor en un colchón o en un sofá?

El hecho de dormir la siesta no está asociado al hecho de comer o a la cantidad de comida que ingerimos, si no que responde a una necesidad natural del organismo de reposar, algo así como hacer un “reset” hacia la mitad del día. Parece ser que estamos biologicamente programados tener dos períodos naturales de sueño: uno por la noche y otro al mediodía

Dormir la siesta en un sofá ¿tiene alguna ventaja?

La respuesta a esta pregunta es clara, dormir la siesta en un sofá no trae ninguna ventaja. El tipo de superficie y apoyo que aporta un sofá, solo consigue que nuestra espalda y cuello sufran malas posturas, con el consiguiente riesgo de levantarnos doloridos y más cansados que nos acostamos. Aún así hay gente que prefiere dormir la siesta en el sofá por no perder la oportunidad que nos ofrece el sueño en ese preciso instante y la pereza de movernos y deshacer la cama.

¿Entonces lo mejor será dormir la siesta después de comer en un colchón?

Por supuesto que dormir la siesta en la cama es mucho mejor que dormirla en un sofá, por un motivo principal:  tu espalda te lo agradecerá, dormir la siesta en un colchón evita posturas forzadas y posibles contracturas. De todos modos, sí que puede llegar a existir un problema con dormir la siesta en la cama y es que estemos tan cómodos, que se prolongue más allá de lo que teníamos previsto.

Cómo deben dormir la siesta los niños

Quizás prefieres dormir tu la siesta y descansar o existe otro modo de relajarse aún mejor: que duerman la siesta nuestros niños. Ironías aparte, la siesta para los niños supone una práctica que se  considera imprescindible hasta por lo menos los 5 años de edad. Al dormirla, los niños recargan las pilas, se calman y esta es fundamental para su desarrollo.

La duración de la siesta para los niños no es la misma que se recomienda para un adulto. Cuando los niños son más pequeños (1/3 años) se conveniente que duerman de 1 a 3 horas de siesta, para ir reduciendo el tiempo de la misma progresivamente conforme van creciendo.

Dormir la siesta ¿engorda o adelgaza?

Existe el falso mito de que dormir la siesta después de comer engorda, nada más lejos de la realidad, dormir la siesta no engorda , de hecho si se prolongara llegaríamos a liberar leptina, la hormona encargada de dar la orden de saciedad al organismo, y estaría en cualquier caso relacionada con adelgazar.

Consejos para dormir la siesta correctamente

Hay estudios científicos que avalan la influencia de esta práctica en la buena marcha de nuestro corazón y en nuestra salud cardiovascular, además de reducir el estrés que llevamos acumulado en el día. También favorece el rendimiento intelectual, la concentración y aumenta nuestra productividad en la segunda mitad del día.

Dada la importancia que parece tener entonces, sería interesante que practicáramos este “deporte” todos los días, siguiendo su manual de instrucciones, ya que existen una serie de detalles que pueden hacerte dormir una siesta perfecta:

¿Cuánto tiempo debe durar la siesta?

El tiempo de siesta no debe superar los 30 minutos, una siesta de de una duración de entre 15 a 30 minutos, aumenta tu concentración, te recarga las pilas y hace que te levantes de mejor humor. Alargar nuestro deporte favorito en verano, hacer que dure más de media hora, solo consiguen hacer que te despiertes confuso y alterar nuestro ciclo de sueño impidiendo que conciliemos el sueño nocturno correctamente.

¿Cualquier habitación vale para dormir la siesta?

Existe un argumento más para abandonar la costumbre de dormir la siesta en el sofá y es que las condiciones de ruido e iluminación deben ser las adecuadas, por lo que es mejor que estemos tranquilos y solos en una estancia donde nadie nos moleste y nuestro dormitorio parece ser el sitio ideal. La iluminación debe ser tenue, indirecta o incluso el dormitorio debe estar completamente a oscuras, en definitiva  una iluminación que invite al relax.También se debe controlar el nivel de ruido para que nada perturbe el pequeño descanso del mediodía.

Que corra el aire

Los expertos aconsejan una buena oxigenación para favorecer una más que perfecta siesta, por ello debemos tener  las ventanas abiertas para favorecer una correcta ventilación.

 

Avatar for LoMonaco

Hacemos tus sueños realidad. Pruébanos 14 noches en casa y vive el sueño ¿Aún quieres seguir comprando un colchón como hasta ahora?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.