Logo-LoMonaco-Cabecera
13/01/2015

El equipo de descanso para evitar bolsas y ojeras

Las bolsas y ojeras son un problema estético común que nos preocupa a muchos, que hace que parezcamos cansados y con un aspecto poco saludable, sobre todo por la mañana.
El equipo de descanso para evitar bolsas y ojeras

Además son complicadas de eliminar, por más que nos esforcemos en utilizar remedios que nos prometen milagros. Las bolsas suponen una antiestética acumulación  de diferentes sustancias que inflaman y abultan el párpado inferior y las ojeras por su parte, son una hiperpigmentación de la zona que rodea la cuenca ocular en su porción inferior, provocada por una circulación sanguínea inadecuada.
Ambas, ojeras y bolsas, suelen ir de la mano, por lo que entendemos que están provocadas por las mismas causas y popularmente asociadas a un sueño deficiente. Pero ¿realmente están relacionadas con el descanso nocturno? La respuesta es que sí, en gran medida están vinculadas con la manera en que dormimos. Aunque también pueden estar provocadas por causas genéticas (cuya solución es difícil), normalmente son a consecuencia del estilo de vida: una alimentación inadecuada, falta de sueño, la posición al dormir…etc.

Concretamente las ojeras, se ven favorecidas cuando no hemos descansado lo suficiente ya que los capilares circundantes a la zona ocular se inflaman por el cansancio. Y es que durante el sueño se facilita la circulación sanguínea y la reparación de la piel, por lo que si no damos suficiente tiempo a que nuestro organismo trabaje, puede traducirse en consecuencias como estas. Para evitarlas intenta dormir 7 horas diariamente y ayuda a descongestionar y reactivar la zona con hidratación antes de ir dormir.

En cuanto a las bolsas parecen estar provocadas por  un drenaje deficiente y una acumulación de líquidos en la zona, como su principal causa. Al igual que con las ojeras, si no dormimos un número de horas suficiente, el parpado inferior no puede recuperarse y drenar todas las sustancias de desechos acumuladas a lo largo del día. Contribuyendo con lo anterior, si nuestra dieta incluye alimentos ricos en sustancias que hacen que el organismo retenga líquidos (como por ejemplo sodio), la situación se agrava. Por último pero no menos importante, para ayudar a evitar estas antiestéticas compañeras, es fundamental que la cabeza descanse en una posición algo más elevada que el resto del cuerpo para ayudar a hacer su función al sistema linfático y facilitar la eliminación de sustancias. Por ello es muy importante que elijas una almohada adecuada, que mantenga la cabeza elevada, pero sin curvar excesivamente la espalda. Otra solución puede ser el uso de un somier articulado que permita adoptar diferentes planos mientras que estamos acostados, sirviéndote de ayuda en el momento en el que lo necesites.

El descanso y el equipo de descanso incide directa e indirectamente en nuestra imagen y en nuestro bienestar por lo que pararte a pensar cuál es el más adecuado o el que mejores prestaciones pueda proporcionarte durante su vida útil, puede convertirlo, lo creas o no, en un gran secreto de belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.