Logo-LoMonaco-Cabecera
31/05/2013

Desayunos saludables

La respuesta es tajante: un buen desayuno.
Desayunos saludables

Nos levantamos descansado después de haber dormido, en nuestro colchón Tripl3, firme y confortable, y ahora es importante ponernos en marcha, necesitamos “aprovisionar” nuestro organismo con material que nos permita dar lo mejor de nosotros en el día a día ¿Cuál es la mejor manera de “cargar la batería”?

Según los nutricionistas un desayuno adecuado, que forma parte de las cinco comidas que se deberían incluir al día, debe incluir un tercio del total de las calorías que se consuman a lo largo de la jornada. Esta primera comida debe incorporar los nutrientes que aporten reservas a nuestro organismo recién levantado, que demanda gran cantidad de energía. Diferentes expertos en Dietética y Nutrición, señalan que podemos clasificar los alimentos en tres categorías de alimentos, a saber:
• Energéticos: Grupos I y II con mayor cantidad de hidratos y grasas.
• Plásticos: Grupos III y IV, con altas concentraciones de proteínas.
• Reguladores: Grupos V y VI, ricos en vitaminas y minerales.
Entonces se recomienda que las llamadas comidas principales del día contengan alimentos de estos tres grandes grupos. Un desayuno completo, debería incorporar un lácteo, que nos proporcionará proteínas y calcio, cereales, que añaden hidratos de carbono y la energía que el organismo necesita y por último una pieza de fruta. Y utilizando la imaginación podemos preparar gran cantidad de desayunos ricos y variados: quesos ligeros, cuajadas, yogures, salvado, galletas, muesli, zumos de frutas de todo tipo…etc.
Hay que dedicarle a esta comida, diariamente, al menos 20 minutos y debemos conceder al desayuno la importancia que se merece. Está completamente desaconsejado suprimirlo, o hacerlo mínimamente (con por ejemplo una escasa bebida caliente). Está demostrado que ésta comida influye de manera directa en nuestra actividad intelectual (memoria, atención, etc.), el humor y el estado de ánimo (mantener adecuados niveles de nutrientes en sangre nos hace sentirnos positivos) y además repercute en el equilibrio nutricional diario de nuestro organismo y por ende constituye un paso fundamental para la consecución de un estilo de vida saludable.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *